LLEGARON LOS REYES

La imagen que conocemos actualmente de los Reyes Magos, la encontramos en Rávena, Italia, dentro de la Iglesia de San Apolinar Nuovo, donde se muestra con mosaicos del siglo VI, a tres hombres vestidos con ropa estilo persa y sobre ellos se leen los nombres: Melchor, Gaspar y Baltasar. Los supuestos restos de los Reyes Magos se encuentran en la Catedral de Colonia (Alemania) que fue construida para albergarlos. Fueron llevados ahí por Federico Barbarroja en el siglo XIII.

Pero: ¿Quiénes eran los Reyes Magos?. Poco sabemos de estos 3 hombres, que quizás fuesen más o quizás fuesen menos. La única referencia que existe de los "magos" es la Biblia, en el Evangelio de San Mateo: "Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá, en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?" (Mateo 2, 1-2). "Y al entrar en la casa, vieron al niño con su Madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra" (Mateo 2, 11). Los reyes también se nombran en los Evangelios Apócrifos, sobretodo el de Santo Tomás.

Impresiona que es contradictorio que unos practicantes de magia, sean admitidos como adoradores del Mesías (esta práctica estaba prohibida y severamente amonestada tanto en el antiguo, como en el nuevo testamento). Pero recordemos que este Evangelio fue traducido primeramente al griego (muchas fuentes indican que realmente fue escrito en griego,aunque era el arameo el idioma de Palestina) y en este idioma, "mago" significa hombre sabio (es la traducción de la palabra al inglés: los tres sabios de Oriente) u hombre de ciencia. Los Magos eran astrónomos, puestos que seguían los movimientos de las estrellas.

Ya desde mucho antes del nacimiento de Jesús, muchos "magos", escrutaban el horizonte para verificar la profecía: Una estrella anunciaría el nacimiento de un rey. Las observaciones se efectuaban desde una alta montaña que se conoce como Vaus, en el confín occidental de la India. Quizás la tradición se refiera a los actuales Montes Zagros, cuya cumbre más alta es el Zard Küh de 4548 metros de altura.




 Se habla de un estrella en las escrituras bíblicas, pero no hay consenso en sí fue o no. Si el brillo era de tal magnitud, es posible que fuese una serie de fenómenos inusuales: Conjunción de planetas, una conjunción entre Júpiter y Régulo, la estrella más brillante de la constelación de Leo y/o una nova (de está última, si se produjo, no hay rastros. Una nova fue registrada por astrónomos chinos y coreanos hacia el año 5 antes de nuestra era, pero no hay más datos). Es imposible que un astro o evento astrológico marque un lugar de la manera como lo hizo la estrella de Belén, pero quizás los Evangelios describan una metáfora de lo acontecido.

Son tres los regalos que dejan los Reyes: Oro (el presente a los reyes), incienso (empleado en los altares para el culto a Dios) y mirra (para embalsamar a los muertos), por lo que parece, dejó por sentado que eran tres los que adoraron al niño, pero el baile de cifras  incluso llegó a decir que eran 12 los reyes. Fue el Papa León III en el siglo V quien dejó establecido el número en tres. En Rávena, en la Iglesia de San Apolinar, los mosaicos muestran los nombres tradicionales de los reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltasar, pero entre los primeros cristianos se le conocían con otros nombres: Apelikón, Amerín y Damascón. En Hebreo: Magalath, Serakín y Galgalath. 

¿De dónde venía?. La Biblia dice que de Oriente, pero el Papa Benedicto XVI, en un libro escrito en 2012, refiere que los magos venía de Tartessos, un reino que se ha ubicado en la actual Andalucía. Según los griegos, fue la primera civilización de Occidente. Sin embargo, la arqueología nos indica que que el esplendor de Tartessos ocurrió entre los años 700 al 550 antes de nuestra era y no se tienen noticias del reino a partir del año 500 antes de nuestra era. El anterior Papa basa su teoría en un pasaje del libro de Isaías: "Porque el día del Señor de los ejércitos aparecerá para todos los soberbios y altaneros, para todos los arrogantes; y serán humillados... Y para todas las naves de Tharshis y para todo lo que es hermoso a la vista"En tiempos del nacimiento de Jesús, Andalucía ya tenía cerca de un siglo dominada por Roma, por lo que poco probable que llegaran desde ahí. 



La teoría mas aceptada es que los Reyes llegaron de Oriente. Si eran astrólogos, lo primero que se nos ocurre es que llegaran de Persia o Babilonia, ya que eran los centros astrológicos dominantes de entonces. Quizás las anteriores eran las dominantes, más no las únicas.  Arabia Félix (Arabia del Sur) y la India, también eran importantes centros astrológicos. Uno de los Evangelios Apócrifos, el llamado Evangelio Armenio de la Infancia, escrito por Santiago, nos deja los datos que Melchor reinaba sobre los Persas, Baltasar en India y Gaspar lo hacía en Arabia Félix. Las fuentes no se ponen de acuerdo puesto que otra fuentes indican que Melchor era de Media (una civilización a orillas del Caspio), Gaspar era de estirpe caldea y Baltasar árabe. 

Según la tradición, Gaspar y Baltasar, inician el viaje juntos a través de la  ruta caravanera de bordeaba el sur del Eufrates hasta llegar a Petra (Jordania). Melchor inicia su viaje en solitario, para alcanzarlos en Jordania. Se puede pensar que saliendo desde más al norte, Melchor podía haber tomado la ruta del curso alto del Eufrates hacía Damasco y llegar a Belén antes. La tradición refiere que los reyes se conocían y Melchor, prefirió hacer un viaje más largo, pero con acompañantes.

Un cortejo "real" no pasaría desapercibido por nadie y menos en esos tiempos. El séquito de las tres caravanas sería inmenso. Así que la caravana real llega a oídos de Herodes el Grande. Este espera el paso por Jerusalén de la comitiva. Herodes, quien conocía la profecía del Mesías, se entrevista con los reyes y les pide que averigüen todo lo relacionado con el nuevo Rey de los Judíos, para él también adorarle. Estos, en su viaje de vuelta, le dirán dónde estará Jesús. 

Aparentemente la Estrella que marcaba el lugar de nacimiento, ya se había dejado de ver, por lo que los Reyes, no pudieron decirle a Herodes en esa entrevista, dónde estaba Jesús. Ellos mismos desconcertados preguntaron dónde había nacido el nuevo Rey, a lo que les contestaron que en Belén, como decía la profecía. Hacía allá se dirigieron y encontraron a Jesús en el pesebre. 

Los Reyes regresaría a sus tierras por Jerusalén, pero se les advierte en sueños que eviten a Herodes, por lo que las caravanas parten por la ruta de Jericó para no pasar por Jerusalén. Al no tener noticias de los Reyes, Herodes toma la decisión de matar a todos los niños varones menores de dos años. 




Después de la adoración, los Reyes simplemente se esfuman y todo lo relacionado con ellos es leyenda. Algunas indican que los reyes fueron testigos de la Crucifixión y Resurrección  de Jesús. Otros que simplemente volvieron a sus quehaceres astrológicos. La tradición refiere que luego de la Resurrección, los reyes fueron contactados por Santo Tomás en Saba (India) y les bautizó. Fueron consagrados como Obispos y esparcieron el cristianismo en India y sur de arabia, por lo que fueron martirizados  y sus restos son depositados en el mismo sarcófago. 

Santa Elena (Helena de Constantinopla), que se dedicó a buscar la Cruz de Jesús y Los restos de los Reyes, dio con un sarcófago con restos de 3 hombres en Saba, concluyendo que eran los Reyes Magos, y trasladando los restos a Constantinopla, donde reposaron hasta el Siglo XII de nuestra era, cuando se trasladaron esos restos a Colonia (Alemania) por Federico Barbarroja, donde reposan de forma definitiva. La Catedral de Colonia, se construyó para ellos. En el monasterio de San Pablo, en el Montes Athos (Grecia), hay tres relicarios que supuestamente fueron donde llevaban los regalos a Jesús.

Es complicado saber sobre personas específicas en la historia. Datos ambiguos y a lo mejor idealizados son los únicos que nos llevan hasta estos personajes, que posiblemente pudieron representar para los evangelistas, que Jesús no solo sería Rey de los Judíos. La iconografía de los Reyes es muy antigua y la tradición de los regalos de Reyes quizás va en paralelo a su "competidor" directo Papa Noel (Santa Claus o San Nicolás) ya que ambas tradiciones se iniciaron a mediados del Siglo  XIX de nuestra era. Es tradición en España el 5 de enero, víspera de Reyes, la Cabalgata y esperar los regalos el día 6, así como comer roscón (dulce que también se come en México y se conoce como rosca de reyes). En algunos países de América Latina, el 6 de enero es la Pascua de los Negros, puesto que durante la colonia, el 6 de enero era "festivo" para los esclavos. Se conoce así en Chile y Paraguay. En este último país el 6 de enero se celebra San Baltasar, el santo de los negros. En Puerto Rico,  se recoge grama (césped) que se coloca en una caja, para dar comida a los camellos, dejando los reyes los regalos es esa caja.

Interior de la Catedral de Colonia (Alemania)

Por cierto por qué son reyes. Esto se "arregló" en el siglo III de nuestra era. El teólogo Cartaginés Quintio Septimio Florencio Tertuliano, que también era abogado, realizó la siguiente afirmación: "Se ha sostenido que los Magos, eran reyes de Oriente". En qué se basó, pues en su sapiencia...nada más...

Sean o no reales, los Reyes Magos, forman parte de nuestro imaginario de la infancia. No hacen falta pruebas, solo tener la convicción de que pasaran por casa...

Parafraseando algunos pasajes del editorial de Virginia O'Hanlon

- Nadie ve a Los Reyes Magos, pero eso no es señal de que Los Reyes no existan. Las cosas más reales en este mundo son aquellas que ni los niños ni los adultos pueden ver.

-Gracias a Dios, Los Reyes Magos  existen y existen para siempre.
Un millar de años pasarán, Virginia, nueve, diez veces mil años desde ahora, y ellos continuarán poniendo felicidad en el corazón de la infancia



Que los Reyes se hayan portado bien 


Las imágenes son de la red.


Saludos y hasta la próxima.

Comentarios